Macerado

El primer paso seria filtrar el agua. cada estilo de cerveza requiere de un tipo de agua diferente.

 

Una vez obtenidas las maltas, estas deben triturarse. La molturación debe romper el grano pero no aplastarlo, la cáscara no debe destruirse totalmente. Estos se disuelven en el agua y la solución resultante es el llamado mosto. La duración de esta parte del proceso, así como la temperatura aplicada, varían en función del tipo de cerveza que se elabore, las temperaturas oscilan entre los 50 y 68 ºC, y al final se suele subir la temperatura.

 

Esto incide en diferentes características de la cerveza como son el color, la transparencia y el grado alcohólico.

 

Se puede decir que es uno de los pasos más complejos.

Filtrado

Terminada la maceración se procede a filtrar el mosto pues contiene muchas partículas en suspensión. Para ello, hay que dejar reposar la mezcla resultado de la maceración.

 

Es el paso en el que el mosto se separa de la malta una vez se han extraído los azúcares de este cereal. Este mosto se pasará directamente al siguiente paso que es del aclarado.

Aclarado (Sparge)

Este método, conocido en ingles como Sparge, trata de lavar el grano  y conseguir agua impregnada de azucares, partiendo del almidón que las maltas contienen en su interior.

 

Existen diferentes tipos y técnicas, que dependiendo del tipo de cerveza a obtener, requieren un determinado tipo de lavado u otro.

Cocción del mosto

El tiempo de cocción mínimo es de una hora. No obstante dependiendo del tipo de cerveza puede estar hasta 4 horas. se trata de estilos muy determinados. Es en este punto se suele añadir el lúpulo. El lúpulo nos dará amargor y aroma. Cuanto más tiempo mas amargor.

 

Dependiendo del tiempo que este el lúpulo, cociendo la cerveza tendrá mas o menor amargor.

 

La cocción se hace de forma alegre, consiguiendo así que el agua se evapore.

Enfriado

Antes de pasar a la siguiente fase, enfriamos el mosto. Para ello hacemos pasar el liquido por un intercambiador de calor hasta obtener la temperatura adecuada para la fermentación final, es importante en esta fase la comprobación de la temperatura y la corrección del volumen de mosto obtenido.

 

Después de que el mosto haya obtenido la temperatura adecuada, aireamos el mosto para darle a la levadura la presencia de oxigeno necesaria.

Fermentación

Enfriado y oxigenado el mosto se añade la levadura en cantidades exactas.

 

Dependiendo del tipo de cerveza y de la graduación los días de fermentación varían. Cuanto mas alcohol, la duración de la fermentación sera mayor.

 

Posteriormente se deja un tiempo de maduración para obtener la amplia gama de matices que el cáñamo ofrece.

Envase y embotellado

Los fermentadores isobáricos nos permiten conservar parte del C02 obtenido durante la fermentación y así poderlo enviar directamente a la envasadora.

 

Obteniendo así la cerveza lista para degustar.

Si quieres recibir más información llama al teléfono